h1

López Obrador: el actor político

September 15, 2006

-por Diego Vázquez 

El comportamiento de Andrés Manuel López Obrador puede ser explicado bajo dos supuestos: el primero sería una visión instrumental de sus acciones y por otro lado asumir que había un contexto social previo que fue consistente con su discurso. Andrés Manuel busca consolidar su capital político bajo dos grandes factores de poder: un discurso contextualizado y una serie de prácticas clientelares, cada uno coordinada con la otra.

El discurso político es consistente con la perspectiva contextualista, donde se asume que existen fuerzas sociales generadas por la polarización y marginación económica, las cuales son usadas por Andrés Manuel para legitimar sus acciones. Por otro lado, en el aspecto operativo, la práctica clientelar explica la acción social de los seguidores, desde un punto de vista reduccionista y utilitario. Sus seguidores presentan un comportamiento habitual y rígido y se tienen los recursos para generar incentivos políticos y económicos, manteniendo el interés de los seguidores. Con estas dos acciones se estructura el poder político de Andrés Manuel. Esta práctica es mejor explicada si se tiene en cuenta que los inputs (los apoyos a cierto grupo) dentro del sistema político mexicano se codifican como relaciones clientelares, mientras que el output esperado es la movilización que Andrés Manuel encabeza.

Por otro lado Andrés Manuel López Obrador sigue una racionalidad política en sus acciones desde la etapa postelectoral. Si tomamos en cuenta el contexto en el que se generó la figura de Andrés Manuel (el sistema político mexicano tradicional y su formación en un partido corporativo como el PRI) se entiende que sus prácticas políticas sigan una lógica que tome en cuenta estos elementos. Las acciones de Andrés Manuel buscan convertir el conflicto electoral surgido por una elección cerrada en un movimiento social, ya sea de corte partidista o con otra configuración. Para ello se plantea una estrategia basada en dos metas a corto plazo: control de la agenda de medios para mantener un buen posicionamiento en la opinión pública (que no significa necesariamente que la opinión pública piense algo bueno o malo sobre él sino que se hable de él) y presión corporativa con aglutinación de sectores sociales marginados como mecanismo de negociación. Con ello el propósito final de Andrés Manuel es maximizar su poder político manteniendo una posición de poder dentro del sistema político, dentro del sistema general y especialmente dentro de su campo de acción más específico: el PRD. 

Las opciones posibles de Andrés Manuel eran dos: utilizar herramientas de las instituciones legales o formales y herramientas de las instituciones informales. Andrés Manuel decidió utilizar ambas (y luego deshechar la primera) por un principio de transitividad: se tenía una perspectiva de que las instituciones formales tenían una efectividad menor que las informales para sus objetivos, por lo que se optó por continuar con instituciones informales cuando se agotaron las otras (como el IFE, la SCJN, y el TEPJF). La única vía legal posible que tiene para seguir apelando sería en la dimensión de instituciones internacionales, pero el fin de Andrés Manuel no es ganar la elecció ya: sería ciego y sesgado tomar las posiciones de los actores desde un punto de vista simplista, como lo ha venido haciendo la opinión pública.

Como conclusión, podemos decir que el futuro comportamiento de Andrés Manuel estará enfocado en 2 grandes metas: llevar la iniciativa y un buen posicionamiento en los medios de comunicación, generando una permanencia que trascienda el momento electoral, y por otro lado mantener el balance de poder no sólo frente al PAN, sino eminentemente al interior del PRD: las movilizaciones buscan generar un movimiento social que mantenga, por lo menos en el corto plazo el balance de poder del grupo de Andrés Manuel frente al grupo perredista de Cárdenas. Si Andrés Manuel logra generar cohesión y apoyo con el movimiento social que se está gestando, posiblemente pueda hacerse de un grupo político que le de un buen posicionamiento dentro y fuera del PRD. A su vez este grupo político será de utilidad para negociar con el PAN y el PRI reformas políticas y electorales en el próximo sexenio y para hacer presión dentro del PRD en Cámaras Legislativas, entre sus gobernadores y dentro de las mismas tribus del PRD.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: