h1

La reforma electoral

September 14, 2007

Es claro que el panorama postelectoral ha dejado a los actores políticos con reglas que no satisfacen a todos los actores, es decir, el proceso electoral presidencial de 2006 mostró que las reglas electorales tenian deficiencias notables: un financiamiento costoso, que incentivaba manejos turbios de dinero, además de una selección de los consejeros electorales que en principio no había  dejado contentos a todos. En términos más generales, lo que requería el sistema político mexicano no era sólo la reforma electoral, sino la reforma del Estado, es decir, el cambio profundo de las reglas para que los actores políticos puedan moverse dentro de una isntitucionalidad que dote de gobernabilidad a México.

Se eligió la reforma electoral porque evidentemente era la reforma particular más fácil de sacar porque todos tenía interés en sacarla… el PRD para mover la balanza a su favor, el PAN para buscar elementos que doten de legitimidad, y el PRI para mejorar las reglas que mejoren su penosa situación en los últimos años. El problema de la reforma electoral es un asunto de intereses: con las reformas se pretende recortar el gasto en spots televisivos y ahora será el IFE (no los partidos) quien contratara el tiempo de aire y distribuirá.

La reacción del CIRT era de esperarse: el famoso referendo propuesto y la “defensa” a la libertad de expresión muestran una suerte de esquizofrenia del oligopolio Televisa-TVAzteca… cuando los señores Salinas Pliego y Azcárraga se den cuenta de que el plebiscito no es un instrumento legal, de que no representan a nadie sino a sus intereses, y de que la opinión dada en los medios no es para nada LA opinión pública (sino publicada), se darán cuenta también de que sus asesores políticos les han dado escusas muy malas, o de que tal vez… deberieron de haber conseguido asesores. La defensa de Ugalde también es una sinrazón. Todo se reduce a la lucha por intereses y dinero. Ugalde no es indispensable para la democracia ni el heroe de la democracia… Ugalde es sólo un actor, que como todos, no quiere perder espacios de poder, pero eso ya no esta en sus manos. La paradoja aquí es que Ugalde sancionó como legítimas las elecciones, y con ello, el Congreso que ahora reforma la ley y lo saca…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: