h1

De la Democracia al Volkgeist

April 17, 2008

-por Diego Alejo Vázquez

Había comentado la entrega pasada que hablaría todavía del ICU, pero, dada la crisis legislativa actual, me parece prudente priorizar y comentar esto,

Las dos críticas ideológicas más recurrentes de la  izquierda radical, institucional y paleo-priísta contra la reforma energética, con esta última y con cualquiera que fuera salida de las manos del PAN son:

  • 1.Por un lado, es contra los intereses de la Nación ceder un ápice de espacio al capital privado, nacional o internacional, porque ceder implica para ellos, en términos políticos, el menoscabo de la soberanía nacional y popular y, por otro lado, la subjeción de la economía nacional a intereses extranjeros o ajenos a ella.
  • 2. Es total y completamente violatorio de la Constitución, la decisión política fundamental y norma jurídica fundante, y representa, en términos históricos, el lienzo de lucha social, la acumulación del concepto de progreso de nuestro país, es el continum de la Revolución Mexicana, que simbólicamente no es poca cosa.

Por un lado, es interesante ver que la visión de pueblo de la izquierda (el demos) modifica radicalmente la interpretación de la democracia, y ello se debe a dos conceptos fundamentales. Primero, una percepción del pueblo como un ente abstracto (Volkgeist), y entre más abstracto más romantico, una visión que pone a la izquierda en una situación epopéyica, al pueblo como una cuestión absolutamente bien definida y un imperativo de la acción política… el fin es salvaguardar al pueblo…las demás fuerzas políticas no lo representan, y, dado que el pueblo es una y no varias cosas, la izquierda institucional encabezada especificamente por AMLO y el FAP, tiene el monopolio del “Pueblo” (o El Pueblo).

Y es aquí donde entra el concepto de la “otredad”, de la descalificación y diferenciación hostil del otro, de la entronización que supone un exceso en el ego del movimiento social, que no se entiende a sí mismo, ni su coyuntura. El supuesto implícto es que el empresario, el liberal o el panista, a priori no esta en el pueblo del cual se habla como ultrajado. Para el FAP, el pensar distinto a las máximas del Pueblo es, inequívocamente, un acto de traición o de estupidez, incluso ingenuidad. La derecha ha mostrado que muchas veces ha cedido a intereses tremendos que nos podría hacer pensar en la plutocracia inminente en vez del referente democrático, pero también es cierto que en política hay intereses de los dos lados del polo ideológico, y no exactamente intereses que nos engloben a todos.

El punto central es, ¿Podemos generar un Estado, es decir, una sociedad poítica, donde haya espacio para todos? y llendo más allá, ¿Podemos tomar decisiones medianamente consensuadas? ¿Podemos entendernos por lo que somos y no por lo que el prejuicio de la otredad nos muestra? ¿Podemos encontrar aquello que en términos aristotélicos conocíamos como virtud y aprender a tener un poco de prudencia?
¿Podremos constituir a la izquierda proactiva y no reactiva? construir una noción de lo que somos como Nación, no desde el determinismo histórico que define a México desde un lejano pasado sino desde lo que somos ahora como país, del anhelo por el mejor futuro, abrazando la idea histórica del progreso en vez de la decadencia y la tradición.

Es precisamente por esta percepción generalizada en la izquierda que ninguna reforma, por más privatizadora o estatista que fuera, tendría exito, debido a que la lucha política privilegia primero el maniqueísmo político, el todo o nada, sobre las necesidades más apremiantes de la República e incluso sobre los intereses reales del mismo PRD, quien cada vez más se desfasa entre tesis partidarias, operación política e intereses reales. Al bloquear el Congreso, implícitamente se deja de reconocer el principio de representación de las instituciones formales del sistema político. La democracia del PRD, si bien es deliberativa,  es una democracia coja e inoperacional, discursiva pero alienada a las necesidades más apremiantes del país… ¿O acaso el grupo parlamentario del PRD ha propuesto y discutido alternativas de reforma? ¿Cuál ha sido su gran aportación a la política social?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: