h1

El cacicazgo local

April 30, 2008

-Por Diego Alejo Vázquez

A casi un mes del asesinato de las periodistas indígenas en Oaxaca, con los escándalos desatados por las donaciones del gobierno de Jalisco, con la resolución de la Suprema Corte de Justicia favoreciendo la impunidad en el Estado de Puebla, y con los supuestos vínculos entre Bours y el narco en Sonora, se comprueba una vez más un desagradable residuo de la descomposición del las estructuras de poder del sistema político surgido del priísmo: la supremacía de las élites locales en las estructuras partidistas en México, es decir, pasamos a un federalismo de facto.

El poder local antes estaba balanceado con una cobertura sectorial, es decir, el PRI combinaba un sistema de control político basados en las grandes corporaciones de masas, como sindicatos y grupos campesinos, para poder centralizar el poder, todo ello dentro de la estructura de partido hegemónico. Con la decadencia del control sectorial, la fragmentación del aparato partidista y la debilidad cada vez mayor del poder presidencial en sus características meta constitucionales, fueron decisivas para que la alternancia conllevara este ascenso del poder local.

Al estar fuera de toda diciplina partidaria y de cualquier control mayor del gobierno central (noi digamos ya, fuera de la ley, cosa común y más apreciable en ese tipo de gobiernos). El problema ahora es, que si queremos entrar en la lógica democrática, se tendrán que generar controles nuevos para las élites gubernamentales, para evitar caer en una contradicción entre un enfoque macro democratizador a nivel federal y un enfoque micro local altamente autoritario, patrimonialista, nepotista y discrecional. Se aplaude la decisión del Ejecutivo federal de quitarle a los estados capacidad de gestión en los recursos referentes a los nuevos programas sociales, evitando así una operación clientelar que, si bien se da a nivel federal, a nivel local supondría un agudización de los fenómenos anti democráticos arriba mencionados.

La resolución o en su defecto administración de este conflicto representa costos políticos enormes para el gobierno federal: si se ejerce presión contra los gobernadores (siendo los conflictivos en su mayoría priístas) puede poner en riesgo una alianza con el PRI que pondría en jaque la negociación de reformas, aunque, si se acepta una alianza moralmente cuestionable con el PRI, la oposición tendría todos los argumentos para decir que, evidentemente el PAN solapa a los caciques autoritarios y mafiosos en los estados, lo cual alimentaría la teoría conspirativa de alianza interelitista “PRIAN”.

Siendo que es poco probable la generación de soluciones desde el Estado, como sociedad civil, desde los medios informativos que no enfrentan la censura, en especial Internet, donde hay más libertad de expresión, desde este tipo de sitios de análisis, denunciar y no olvidar este tipo de temas que en la perespectiva general, revelan varios problemas de cultura política y civilidad de este país: el deficit de derechos civiles de facto en comunidades rurales especialmente, lá impunidad y franca complicidad entre grupos criminales y elites políticas locales, y el tremendo racismo que sufren día con día millones de personas indígenas, cuya situación de marginación es doble sumando al tema racial el tema de la miseria. Es indignante que los medios hayan denunciado con tanta fuerza casos como el de Lidia Cacho,  y no le hayan dado la suficiente cobertura al asesinato de estas dos locutoras indígenas asesinadas a inicios de abril… total, parece ser que en México todos somos iguales… pero hay unos más iguales que otros.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: